Un estudio de las locuciones adverbiales.

 

 

Nicolás Redmond

el 22 de noviembre de 1999

Introducción

La locución adverbial forma una parte intrigante de la gramática española y su estudio puede iluminar varios aspectos de la evolución de la lengua hablada. La locución adverbial es, según el Diccionario de la lengua española por el Real Academia Española, la “combinación estable de dos o más palabras que funciona como elemento oracional... como [adverbio] y cuyo sentido unitario no se justifica siempre, como suma del significado normal de los componentes.” Como cualquier adverbio, la locución adverbial emplea todas las funciones normales de los adverbios. Esta combinación de palabras, usualmente de una preposición más un sustantivo, adjetivo, o adverbio, gana su estabilidad por razones fonéticas, semánticas, y morfológicas. Adicionalmente, como elemento oracional, la locución representa parte de la evolución de las palabras desde un sentido literal e incómodo hacia un significado nuevo y útil. Estos aspectos finos de la locución adverbial facilitan un entendimiento aumentado de la gramática de la lengua española. 

Los componentes de la locución adverbial

La locución adverbial consiste en, por su definición, dos o más palabras, y estas palabras normalmente (58 de 68 locuciones estudiadas) incluyen una preposición y un sustantivo, un adjetivo, o un adverbio (véase los cuadros al fin)[1]. Cuando el <<objeto>> de la preposición es sustantivo, este sustantivo puede o no tener un adyacente. Por ejemplo, las locuciones a primera luz, en mi vida, a pie juntilla y otras tienen adjetivos con el sustantivo. Otras, como a caballo, en punto, y a poder de, no los tienen. La preposición con <<objeto>> es la forma más común de la locución adverbial.
Adicionalmente, la locución adverbial se puede incluir la yuxtaposición de dos frases preposicionales tal como está en de cabo a rabo, de cuando en cuando, a tontas y a locas, y de par en par. Otra manifestación de la locución adverbial ocurre con un adjetivo u otro elemento introductorio (en lugar de una preposición) más una palabra o frase adyacente, por ejemplo poco a poco, nunca jamás, y mucho que sí. Aunque el prototipo de la locución adverbial es la preposición más un sustantivo, hay varias formas en que se pueden existir. 

Las funciones de la locución adverbial

Mientras hay más de una sola palabra dentro la locución, la locución adverbial, como unidad, funciona como cualquier adverbio. El gramático Laín Martínez nota en su libro que “las locuciones adverbiales pueden clasificarse en los mismos grupos que los adverbios: de tiempo…, de lugar…, de modo…, de cantidad…, de afirmación…, de negación…, y de duda…” (p.83)[2].Estas funciones sirven para clarificar las circunstancias de una acción o una respuesta.

La estabilidad de la locución adverbial

La locución adverbial tiene una función modificadora dentro la oración, y se trata como entidad singular. Aunque consiste en multiples palabras, la locución tiene un sentido y significado estable. Esta establildad es explicado por razones semánticas, fonológicas, y morfológicas. 
Porque las locuciones utilizan palabras para aumentar o modificar la semántica de una circunstancia, parte de su estabilidad es a causa de un significado más que la suma de los componentes. Aunque no es universal entre las locuciones adverbiales, hay varios ejemplos de este fenómeno. Las siguientes locuciones tienen un significado total que es diferente de la suma de los significados de sus componentes: en cuanto, en mi vida, no ya, sin duda, tal vez, desde luego, por supuesto, a tontas y a locas, a troche y moche, y otras. Para algunas, el significado nuevo es completamente diferente de los de sus componentes: en + mi + vida significa nunca, y sin + duda puede significar tal + vez que significa quizá. Otros ejemplos forman significados extendidos de las definiciones de las partes: a tontas y a locas extiende la idea de la falta de orden por lo tonto y lo loco al significado nuevo de la locución, que significa sin orden ni concierto. En una manera similar, a troche y moche cambia la idea de división en pedazos pequeños y numerosos a la idea de una falta de consideración. El cambio semántico de algunas locuciones se hace necesario su tratamiento como unidades estables dentro la oración. 
Otra manifestación de la estabilidad de algunas locuciones adverbiales es a causa de varios elementos fonológicos. Con muchas locuciones, la rima es presente: de cabo a rabo, a diestro y siniestro, a pie juntilla, a roso y velloso, y a troche y moche. El hablante usa estas expresiones, y por su rima no se puede separar los componentes. También, la repetición de palabras puede establecer un grupo de palabras como una unidad con significado propio, por ejemplo de cuando en cuando, ni más ni menos, de par en par, y poco a poco.Otra vez es difícil separar estas palabras repetidas y mantener el significado intencional. Por la rima y por la repetición de palabras, la locución gana su propia identidad y estabilidad.
Elementos morfológicos constituyen una fuerza estableciente adicional para algunas locuciones adverbiales. Muchas de las locuciones adverbiales de modo añaden el elemento del adjetivo al elemento de la preposición. Lo interesante es el hecho que muchas de estas locuciones tienen los adjetivos en la forma feminina: a ciegas, a la francesa, a la moda, a la moderna, a obscuras, a tientas, a tontas y a locas, y a pie juntilla. Este último ejemplo, a pie juntilla, es especialmente intrigante porque el sustantivo pie es masculino. La feminización de los adjetivos puede ser debida a una idea dentro la mente del hablante sobre la función de la locución, que es la descripción del modo, o cómo una acción ocurre. Quiere describir la manera moderna, la manera tonta y loca, o la manerajuntilla. Con esta idea dentro la mente del hablante, la feminización de los adjetivos sirve para firmar el sentido que quiere relatar. 
Por las facetas semánticas, fonológicas, y morfológicas de la locución adverbial, este grupo de palabras coagula a un elemento estable con su propia identidad. 

La evolución desde lo literal hacia lo nuevo

La locución adverbial, como elemento estable de la oración, representa una parte importante de la evolución de las palabras. El significado literal de un grupo de palabras puede transformarse cuando se usa en situaciones que repiten. Con la identificación de un grupo de palabras como una entidad estable, debido a factores semánticos, fonológicos, y morfológicos, la locución gana su propio significado. Así, se trata la locución como elemento independiente. El hablante piensa en ideas y circunstancias descritos por locuciones adverbiales. El diccionario reserva espacio para estos elementos unidos. Lo que era solamente una mezcla de palabras independientes se ha transformado en una idea firme y nueva. Esta evolución puede continuar allende la locución y hacia palabras nuevas. Este hecho es demostrado por las palabras singulares que tienen raíces en una locución, como apenas, enfrente, encima, deprisa, despacio, debajo, acaso, afuera, adentro, también, tampoco, detrás, y otras. 
La lengua española, como todas las lenguas, se funda en la palabra oral. La palabra locución se deriva de la palabra latina loqui que significa hablar. Las locuciones adverbiales representan el estado transitorio de la evolución del vocablo hablado desde una mezcla de palabras independientes hasta la formación de palabras nuevas. El hablante refine su vocablo para ganar mejor eficaz y significado en sus palabras. Como el hablante cambia, los elementos que se utiliza cambian también. Estos cambios forman el raíz de la gramática. El estudio del estado mediante de la locución adverbial crea un entendimiento nuevo sobre esta gramática y, por extensión, la lengua española.

Cuadro 1: Algunas locuciones adverbiales de tiempo

Locución adverbial
Su significado total
Significados de las partes
a primera luz,

entre dos luces

tiempo durante el cual empieza a aparecer la luz del día
luz: (fig) día, tiempo que dura la claridad del Sol
al amanecer
tiempo durante el cual empieza a aparecer la luz del día
amanecer: cuando empieza a aparecer la luz del día
al anochecer
tiempo durante el cual empieza la falta de la luz del día
anochecer: cuando empieza la falta de la luz del día
al instante
luego, al punto, sin dilación
instante: porción brevísima de tiempo
al mediodía
tiempo durante el cual está el Sol en el más alto punto de su elevación sobre el horizonte
mediodía: hora en que está el Sol en el más alto punto de su elevación sobre el horizonte
de cabo a rabo
del principio al fin
cabo: el extremo de una cosa

rabo: extremidad de la columna vertebral de algunos animales

de cuando en cuando
algunas veces
cuando: en el tiempo
de noche
después del crepúsculo vespertino
noche: tiempo en que falta sobre el horizonte la claridad del Sol
en cuanto
mientras, al punto que
cuanto: todos los que

Cuadro 2: Algunas locuciones adverbiales de lugar
 
Locución adverbial
Su significado total
Significados de las partes
a medias,

de por medio

por mitad
media: igual a la mitad de una cosa
a lo lejos,

de lejos,

desde lejos

a larga distancia
lejos: en lugar o tiempo distante o remoto
acerca de,

de cerca

a corta distancia
cerca: próxima o inmediatamente
en alto
a distancia del suelo
alto: levantado
por detrás
detrás, en ausencia
detrás: en la parte posterior

Cuadro 3: Algunas locuciones adverbiales de negación

Locución adverbial
Su significado total
Significados de las partes
en mi vida
nunca
vida: estado de actividad de los seres humanos 
no ya
no solamente
ya: con que se denota el tiempo pasado
nunca jamás
nunca, con sentido enfático
nunca: en ningún tiempo

jamás: nunca

Cuadro 4: Algunas locuciones adverbiales de duda

Locución adverbial
Su significado total
Significados de las partes
sin duda
acaso, tal vez
duda: suspensión o indeterminación del ánimo entre dos juicios o dos decisiones
tal vez
quizá
tal: aplícase a las cosas indefinidamente, para determinar en ellas lo quepor su correlativo se denota

vez: tiempo determinado en que se ejecuta una acción

Cuadro 5: Algunas locuciones adverbiales de cantidad

Locución adverbial
Su significado total
Significados de las partes
de menos
que denota falta de número, peso, o medida
menos: que se denota la idea de falta, disminución, restricción, o inferioridad
en nada
en muy poco
nada: el no ser; cosa mínima o de muy escasa entidad
ni más ni menos
en el mismo grado
más: que se denota la idea de exceso, aumento, ampliación, o superioridad

menos: que se denota la idea de falta, disminución, restricción, o inferioridad

por poco,

a pocas

con que se da a entender que apenas faltó nada para que sucediese una cosa
poco: escaso, limitado y corto en cantidad o calidad

Cuadro 6: Algunas locuciones adverbiales de afirmación

Locución adverbial
Su significado total
Significados de las partes
desde luego
inmediatamente, sin duda
luego: prontamente, después de este momento
en efecto
efectivamente, en realidad de verdad
efecto: lo que sigue por virtud de una causa
en verdad
verdaderamente
verdad: conformidad de las cosas con el concepto que de ellas forma la mente
mucho que sí
mucho, ciertamente
mucho: con abundancia
por supuesto
ciertamente
supuesto: objeto y materia que no se expresa en la proposición, pero es aquello de que depende, o en que consiste o se funda, la verdad de ella
sin duda
ciertamente
duda: suspensión o indeterminación del ánimo entre dos juicios o dos decisiones

 

Cuadro 7: Algunas locuciones adverbiales de modo

Locución adverbial
Su significado total
Significados de las partes
a bulto
por mayor, sin examinar bien las cosas
bulto: cuerpo que por la distancia, por falta de luz, o por estar cubierto no se distingue lo que es
a caballo
montado uno en una caballería
caballo: mamífero que es útil al hombre por su aplicación a servir de cabalgadura
a chorros
copiosamente, con abundancia
chorro: liquido que sale con violencia por una parte estrecha
a ciegas
ciegamente; sin reflexión
ciega: privado de la vista
a diestro y siniestro
sin orden, sin discreción ni miramiento
diestro: lo que cae a mano derecha

siniestro: aplicase a la parte que esta a la mano izquierda; propensión a lo malo

a fuerza de
por la intensidado la abundancia de
Fuerza: vigor o capacidad de mover contra resistencia

Cuadro 7 (cont.)
 
a hurtadillas
furtivamente, sin que nadie lo note
hurtadillas: (ocurre solo en la forma de la loc. adv.)
a la antigua
en tiempo remoto
antiguo: que existe desde hace mucho tiempo
a la buena de Dios
sin artificio ni malicia
buena: que tiene bondad en su genero

Dios: nombre sagrado del Supremo Ser

a la chita callando
con mucho silencio, sin meter ruido
chiticallando: ¬ de <<chito>>: que se usa para imponer silencio
a la cuenta
al parecer, o según lo que se puede juzgar
cuenta: razón, satisfacción de alguna cosa
a la francesa
al uso de Francia
francesa: perteneciente a Francia
a la moda
como o semejantemente
moda: uso, modo, o costumbre que esta en boga durante algún tiempo
a la moderna
según costumbre o uso moderno
moderno: que existe desde hace poco tiempo
a obscuras
sin luz; sin conocimiento de una cosa
obscuro: que carece de luz o claridad
a pie
con que se explica el modo de caminar uno sin caballería ni en carruaje
pie: extremidad de cualquiera de los dos miembros inferiores del hombre que sirve para sostener el cuerpo
a pie juntilla,

a pies juntillas,

a pie juntillo

con los pies juntos; firmemente
pie: (véase <<a pie>>)

juntillos: unidos, cercanos

a poder de
= a fuerza de
poder: facultad que uno tiene para ejecutar una cosa
a roso y velloso
totalmente, sin excepción
roso: raído, sin pelo

velloso: que tiene pelo que sale mas corto y suave que el de la cabeza y de la barba, en algunas partes del cuerpo humano

a sabiendas
de un modo cierto, a ciencia segura
sabiendas: (ocurre solo en la forma de la loc. adv.)
a tientas
por el tacto, esto es, valiéndose de el para reconocer las cosas en la obscuridad
tiento: ejercicio del sentido del tacto

Cuadro 7 (cont.)
 
a tontas y a locas
sin orden ni concierto
tonto: el que falta o escasa de entendimiento o razón

loco: el que ha perdido la razón

a traición
alevosamente, faltando a la lealtad o confianza
traición: delito que se comete quebrantando la fidelidad que se debe tener
a troche y moche
disparatada e inconsideradamente
troche: ¬ de <<trocear>>: dividir en pedazos

moche: ¬ de <<mochar>>: dar golpes con la cabeza; cortar

al revés
al contrario
revés: parte opuesta de una cosa
como si nada
sin dar la menor importancia
nada: el no ser; cosa mínima o de muy escasa entidad
de par en par
con que se significa estar abiertas enteramente las puertas o ventanas; sin impedimento, claro
par: igual o semejante totalmente
de veras
con verdad
veras: realidad, verdad en las cosas que dicen o hacen
en punto
sin sobra ni falta
punto: señal de dimensiones pequeñas… sin la posibilidad de dividir
en un santiamén
en un decir amén
santiamén: (ocurre solo en la forma de la loc. adv.)...

santi: ¬ del latín <<Spiritus Sanctí>>,

amén: ¬ del latín <<amén>>: para manifestar aquiescencia o vivo deseo de que tenga efecto lo que se dice

poco a poco
despacio
poco: escaso, limitado y corto en cantidad o calidad



[1] La mayoría de las observaciones dentro esta obra siguen de mi propio estudio de las locuciones que he compilado y que se puede ver al final. Las locuciones adverbials se encuentran en los libros de Peña, Ramírez y Martínez; en la revista de la Real Academia Española (RAE); y en el diccionario de la RAE. Todas las definiciones se encuentran en ese diccionario.
[2] Los cuadros al final se dividen por estas funciones.



Back to my School Work Page
Back to my Home Page